Lao Tzu dice: 'Quizás sea yo el único hombre confundido en el mundo. Todos parecen estar muy seguros, excepto yo'.



Suelto mariposas de mis manos...y vuelan,
así como quisiera volar yo,
mientras mis pensamientos me marean
y mis pies siguen pegados a la tierra.
Me siento confundida, por estos días...
siento revuelta mi  marea.
mar

14 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Quizá tu subconsciente te está avisando de algo.
Has de estar atenta a lo que pueda venir.

Besos.

Don Vito Andolina. dijo...

Hola Mar, el vuelo como escape poético..tanto de sueños como de palabras..
Pasa buen día, besos enconados..

carlos perrotti dijo...

Y hablando de genialidades, Mar. La de Lao Tzu y también la tuya. "Siento revuelta mi marea". Envidiable detección...

Abrazo!

ReltiH dijo...

Y SIN EMBARGO ESCRIBES POESÍA.
ABRAZOS

jfbmurcia dijo...

Bendita inseguridad. Un abrazo.

Jorge Ampuero dijo...

Solo ten fe en Dios y en ti.

Un abrazo.

AtHeNeA dijo...

No hay mayor incerteza que la propia certeza de creer saber.

Mi abraz☆

Ernesto. dijo...

Tal vez Lao Tse tenga razón! Y la tiene seguro sabiéndole leer!!

En cuanto tu estado actual, cuando esto escribes, es de lo más natural! La vida es así. No todos los días son iguales. Ese vaivén o péndulo de un lado a otro, como del invierno al verano, es consustancial con el ser humano.

Las cosas suceden..., pero tal vez no haya "nadie" a quien le sucedan. No sé que diría Lao Tse ante esta apreciación... ¡O puede que sí!

Abrazos Mar.

MAR dijo...

PDTA
Ernesto:
jajaja me gusta tu comentario y te encuentro toda la razón, (yo, creo que Lao Tse jaja piensa igual.
Habrá que ser muy elevado o muy pelotudo para no sentirse de tanto en tanto confundido.
Me gustan sus comentarios, así entre todos también nos vamos conociendo mejor.
LES DEJO ESTE ESCRITO QUE ME LLEGO DIRECTO Y ME HIZO MUCHO SENTIDO.
de Osho, The Book of Secrets, charla #70
Por si quieren leerlo completo.
UN ABRAZO ENORME PARA TODOS CON MUCHO CARIÑO,
mar
DEJALO SER!
...El ciclón se ha ido y ahora estarás centrado, centrado como nunca antes lo habías estado. Y una vez que conozcas el arte de permitir que las cosas sucedan, conocerás una de las llaves maestras que abren todas las puertas del interior. Así pues, cualquiera que sea el caso, permite que suceda; no lo evites.

Si al menos por tres meses puedes estar en completa soledad, en silencio total, sin pelear con nada, permitiendo que todo suceda, cualquier cosa que sea, al cabo de tres meses lo viejo se irá y lo nuevo estará ahí. Pero el secreto es permitir que suceda... no importa qué tan temeroso y doloroso sea, qué tan peligroso sea y tan parecido a la muerte.



Habrán muchos momentos en los que sentirás que te vas a volver loco si no haces algo, e involuntariamente empezarás a hacer algo. Puede que sepas que no hay nada que hacer, pero no tendrás el control y empezarás a hacer algo.

Es como si te estuvieras desplazando por una calle oscura en la noche, a media noche, y sientas miedo porque no hay nadie a tu alrededor y la noche está oscura y la calle te es desconocida – así que empiezas a silbar. ¿Qué puede hacer el silbar? Sabes que no puede hacer nada. Entonces empiezas a entonar una canción. Sabes que nada puede hacerse con entonar una canción – la oscuridad no puede disiparse, tú seguirás estando solo – pero aún así, esto distrae a la mente. Si comienzas a silbar, sólo con silbar te sientes confiado y olvidas la oscuridad. Tu mente se pone a silbar y empiezas a sentirte bien.

Nada ha sucedido. La calle es la misma, la oscuridad es la misma, el peligro, si existe alguno, está ahí, pero ahora te sientes más protegido. Todo está igual, pero ahora estás haciendo algo. Puedes empezar a entonar un nombre, un mantra: eso será como una especie de silbido. Te dará fuerza, pero esa fuerza es peligrosa, esa fuerza se convertirá de nuevo en un problema, pues esa fuerza va a ser tu antiguo ego. Lo estás reviviendo.

Sigue siendo un testigo y permite que cualquier cosa suceda.

El miedo se tiene que enfrentar para ir más allá de él.

La angustia tiene que ser enfrentada para poder trascenderla. Y cuanto más auténtico sea el encuentro, cuanto más se mire cara a cara, cuanto más veas las cosas como son, más pronto sucederá.

Lleva tiempo sólo porque tu autenticidad no es intensa.



Así que te puede llevar tres días, tres meses o tres vidas; depende de la intensidad. Realmente, tres minutos pueden también funcionar, tres segundos pueden también funcionar. Pero entonces tendrás que atravesar un tremendo infierno con tal intensidad que no podrás soportarlo, tolerarlo. Si uno puede enfrentar cualquier cosa que se encuentre escondida en uno mismo, entonces pasa, y cuando se ha ido eres diferente porque todo lo que te ha abandonado era parte de ti anteriormente y ahora ya no lo es

Así que no preguntes qué hacer. No hay necesidad de hacer nada. Sin hacer, siendo testigo, enfrentando sin esfuerzo cualquier cosa que esté ahí, sin hacer siquiera el más mínimo esfuerzo, sólo permitiendo que esté ahí...

Permanece pasivo y déjalo pasar. Siempre pasa. Cuando haces algo, eso mismo se convierte en el no hacer, porque entonces tú interfieres.

MAR dijo...

VAMOS CONFIANDO EN LA VIDA.
QUEDA DECRETADO AHORA MISMO YA!!!
mar

Kristalle dijo...

La inseguridad, que mala es.

María Bote dijo...

Siempre hacia adelante, Mar, no nos dejemos vencer por los desalientos e inseguridades. Además, siempre nos quedará la POESÍA.

Un abrazo. María

RECOMENZAR dijo...

vivo cada dia no pienso en el pasado tampoco en el presente es la única manera de vivir para mi
besos siempre

Pedro Luso dijo...

Gostei muito, poetisa.
Um abraço.
Pedro