Infancia
Las botas negra para el agua,
los calzones de lana rojos.
Mi mamá cuando llovía nos decía...
de vuelta del colegio
no pisen las posas de agua
y nosotras volvíamos felices,
metiendo los pies en cada posa,
salpicando de alegría esos días
fríos de mierda,
sin pájaros, sin flores, sin sol,
saliendo del colegio-cárcel
hasta con rejas.
Era imposible obedecer, 
la tentación era irresistible
y la sonrisa en la cara 
se sentía por un instante ...eterna.

mar

35 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

¿sabes?
sigo pisando los charcos de la vida que se me meten entre los dedos mojandome toda
Un abrazo
INMENSO querida

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Inevitablemente me hiciste regresar a esos tiempos, donde aquella niñez se ha robado pequeños recuerdos tan valiosos, como los de pisar un charco de agua una y otra vez. Nuestra niñez felizmente se roba también alguna calle, algún paisaje o la carita de algún amigo, para guardarlos en nuestro estuche de los recuerdos a nuestra disposición.

Llego a la conclusión que una de las cosas maravillosas que tiene la niñez es que no hace falta comprender algo para sentirlo.

Bello y gracias por hacerme regresar a ese tiempo.

Beso

Juan

sabores compartidos dijo...

jeje que tiempos aquellos en los que podías pisar los charcos sin meterte en problemas.
Bello para la infancia.
Besotessssssssssssssss

Lola dijo...

Hola Mar, es difícil no sentir la tentación de pisar charcos, a mi me pasaba con mis botas de agua, pero aunque los pisaba procuraba no salpicarme la ropa, eso era lo peor, por eso con el tiempo, con mi nieta aprendimos a pisar los charcos con alegría, y volver a casa a cambiarnos de ropa sin… importancia. Un grato recuerdo amiga. Me ha encantado leerte. Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

A las posas aquí les llamamos charcos.
Y yo también metía los pies sin parar.

Besos.

Agen Ace Maxs Terpercaya dijo...

Recuerde que si usted tiende a culpar a las circunstancias, condiciones y demás usted perderá el control sobre sí mismo.

Edu dijo...

La lluvia....ese paraiso literario.

ReltiH dijo...

ESO TIEMPOS SON MUY HERMOSOS!!!!
ABRAZOS

Elda dijo...

Encantadoras letras evocadoras. De pequeños metemos los pies en los charcos para sentir ese placer, y de mayores seguimos metiéndolos de vez en cuando y es más difícil salir de ellos...
Un abrazo Mar.

Francis dijo...

Yo todavía sigo pisando charcos para verme ver sonreír a más de uno¡¡ un beso y feliz semana¡¡¡

chusa dijo...

Qué bonito lo que dices Mar y còmo lo dices...yo también me pasaba el invierno psoteando todos los charquitos de casa a la escuela, y luego el resfrìo, pero què alegres esos tiempos.
Me gusta un montòn la foto de tu perfil que es la que tenìas tiempo atràs, estàs bella y desafiante!
Un abrazo y un beso hermosa Mar

MAR dijo...

Qué alegría haber compartido esa emoción y que alegría también que todos sigamos manteniendo esas ganas de jugar y vivir la vida sin importar la edad.
Un abrazo grande para todos y mi cariño.
PDTA
Chusa:
Sí, la voy a dejar para que así sea más fácil reconocerme siempre.
Un abrazo y un beso enorme para ti también linda chusa.
mar

Alfred dijo...

Que divertido era poner los pies en los charcos, jugar haciendo cosas con el barro que se formaba y recibir la reprimenda al regresar empapado y sucio.
Luego hemos prohibido a nuestros hijos hacerlo, sin resultado claro está.
Un abrazo.

Ricardo Tribin dijo...

Pilatunas, sin malicia, y con mucho gozo.

Lindo tu post, pleno de magníficos recuerdos infantiles.

Un gran beso, mi querida Mar.

mcfpalomo dijo...

Recuerdo muy bien esas botas negras "catiuscas" pero no era de meterme en los charcos, sin embargo ahora desde que soy mayor no paro de meterme y chapotear en esos charcos sin agua,pero llenos de sinverguenzas, que te dejan calado total,, Dice mi mujer que con lo listo que soy, como puedo ser tan tonto, Jajajajaja

Un abrazo

Francisco Josè Lazo Melhado dijo...

je je .. me has hecho recordar, que amì tambien me
encantaba meterme a los charcos . . . tovavìa..; )

Besos y abrazos Mar.

Húayat dijo...

Sí pues, era totalmente irresistible las posas y charcos en la lluvia, uff y esas botas de agua eran un tesoro, así como ese tesoro infancia que vivimos. Beshos mi linda Mar y que sigas con tus fascinantes recuerdos. Salud-os desde mi matorral en extinción.

MAR dijo...

Alfred:
Claro, si al final lo prohibido es lo más atractivo jajajaja.
Otro abrazo para ti también.

Ricardo Tribin:
Que bueno que te trajo buenos recuerdos.
Mis cariños para ti amigo.

mcfpalomo:
Tenemos que tenernos paciencia, de las equivocaciones también se aprende harto.
Cariños para ti.

Francisco Josè Lazo Melhado:
Sí, que bien!!!
A mi me gusta también andar a "pata pelada" por el pasto y por la orilla de la playa, disfrutando de las maravillas de la naturaleza.
Un abrazo para ti.
PDTA
Muy bueno tu último post, me acorde de Osho hablando sobre lo material.
Lo voy a dejar acá para quien lo quiera leer.


Llegamos al mundo con las manos vacías y con las manos vacías nos vamos
"Si tienes la oportunidad de vivir en un palacio,
¡disfrútalo!.
Si no la tienes,
disfruta de una choza
y la choza se convertirá en palacio.
Lo que establece la diferencia es el placer.
De modo que,
aunque vivas bajo un árbol,
disfrútalo.
No te pierdas ni el árbol ni las flores
ni la libertad ni los pájaros
ni el aire ni el sol.
Y si vives en un palacio,
no lo dejes pasar:
disfruta del mármol y las arañas.
No dejes de disfrutar allí donde te encuentres,
pero no poseas nada.
Nada te pertenece.
Llegamos al mundo con las manos vacías
y con las manos vacías nos vamos.
El mundo es un regalo,
así que disfrútalo mientras puedas.
Pero recuerda que el universo
siempre te da lo que necesitas".


Húayat:
Hasta tu matorral en extinción va mi cariño, Precioso tu poema.
Elegante y sexual, bello muy bello.
Un abrazo para ti, es muy bueno que estés de vuelta.
mar

Boris Estebitan dijo...

Bella niñez, se era feliz saltando sobre charcos, eso era vida :)

carlos perrotti dijo...

Me ha encantado tu blog. Amas a los gatos. Estamos del mismo lado. Muy bello tu poema para tus gatas, y es cierto, los gatos sanan (y protegen el acto creativo).

Me quedo dando vueltas por por aquí, con tu permiso.

MAR dijo...

Boris Estebitan:
Síiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.

carlos perroti:
Muchas gracias, eres bienvenido, yo también voy a saludarte y conocer tu blog.
Y que bueno que también te gusten los gatos!!!
Cariños
mar


manolo dijo...

Vengo del Blog de Lola, (Entra al corazón)donde vi el Comentario que le hacias y me en tró ganas de curiosear en el tuyo.
Me alegra haberlo hecho, pues me gusta como escribe, por lo que me tendrás por aquí con cierta frecuencia.

manolo

manolo dijo...

A quien no le ha gustado cuando era niño, el chapotear en los charcos?

manolo

manolo dijo...

Que me gusta ese nombre MAR .
La Mar siempre ha sido mi pasión.
Al visitar tu Blog, he sentido algo especial, por como te expresas, como escribes, así es que me tendrás por aquí muy frecuentemenete.

manolo

Doncel dijo...

Regresar a la niñez, es seguir viviendo con ilusión.
Los olores de nuestros primeros años,
están retenidos en la mente y de tanto en tanto,
nos traen maravillosos recuerdos. Como el de jugar en los charcos,
los días de lluvia.
MAR, un beso

Ruben Yague dijo...

también me gustaba meter los pies en los charcos

cheguevara dijo...

hermoso volver a la infancia a veces.
creo que nos ayuda a recordar nuestras raíces.
abraccio con ron amica
CHE

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Un saludo con cariño desde mi tierra querida, porque un amigo sincero aunque ausente nunca olvida.

Abrazos.

MAR dijo...

manolo:
Eres bienvenido a mi humilde morada-blog, que bueno te guste mi estilo, mi oleaje es cambiante por eso el nombre.
Yo, también te visitaré.
Cariños para ti.

Doncel:
Para alguien como yo, que sufrió fobia escolar...pocas cosas de la vida me gustaban en esa época, si que lo que me gustaba lo tenía que disfrutar!!!
Cariños para ti amigo, siempre es bueno tenerte acá haciéndome compañía, espero estés muy bien.

Ruben Yague:
Sí, a mi hasta el día de hoy :)

cheguevara:
Sí, lo ideal solo para lo lindo.
Cómo esta la cordillera nevada por tu lado, vecino?
Besossssssssssssssssss y abrazosssssssss querido amigo.

Rafael Lizardo:
Siempre es una alegría tu presencia, cuando vengas feliz estoy de recibirte.
Un abrazo cariñoso y lo mejor de la vida.
mar

Ricardo Tribin dijo...

Lindas pilatunas infantiles, como las llamábamos de niños.

Te mando un abrazo desde el inmenso charco de la vida.

Jorge Atarama dijo...

Esto me hace creer un poco en la neurolingüística que nos dice que si negamos algo es lo primero que hacemos. Parece que la obediencia es enemiga de la diversión. Disfruté ponerme a pisar charcos.

RECOMENZAR dijo...

Querida Mar. El calor nos atormenta en Miami Pero bueno nos refugiamos en el aire acondicionado Gracias por tu presencia en recomenzar te quiero mucho

Andres Lopez dijo...

Ese chapotear los charcos , eso es vida.
Si no eres feliz no vives, vejetas.
¡Todavía hoy yo salto sobre las pozas!
Besos
André

Carmen Silza dijo...

Cuanto tiempo sin visitarte Mar, recien venida de mi descanso, estoy visitando a todos, retomando lo bueno.
Hay que intentar por todos los medios, de ser feliz con lo que tenemos, con lo que hemos conseguido, y por supuesto intentando florecer día a día.
Un placer retomar el leer tus letras.
Que disfrutes del domingo Mar.
Un abrazo.

MAR dijo...

Sí, sigamos jugando sin parar, que no me gusta a mi mucho la seriedad.
Cariños para todos, bienvenidos los que están regresando de vacaciones.
Besos
mar