Para ustedes mis amigas y amigos que comienzan en sus países el Otoño, les dejo de regalo, la Primavera Espiritual de Osho, esa que todos anhelamos, una primavera latiendo en el corazón eternamente sin importar la estación del año en la que estemos.
Un abrazo grande
mar
Osho y su Primavera Espiritual 
para ustedes con mucho cariño
Desde luego, el que en tu interior rebose la primavera es mucho mas hermoso que las gotas de rocío del otoño sobre las hojas del loto.
Esta es una de las cosas mas hermosas a observar: como las gotas de rocío otoñales se deslizan sobre: las hojas del loto y brillan al sol de la mañana como perlas reales.
Pero, por supuesto, esta es una experiencia momentánea. A medida que el sol se eleva, las gotas de rocío empiezan a evaporarse...
Ciertamente, esta belleza temporal no puede compararse con una primavera eterna de tu ser.
Miras hacia atrás tanto como puedes y descubres que siempre ha estado ahí.
Miras hacia delante tanto como puedes y te vas a sorprender: es tu propio ser.
Dondequiera que estés, aquello estará ahí y las flores continuaran lloviendo sobre ti.