Que largo se debe hacer el día sin compañía.

La edad ....algo mental, podemos ser niños y viejos en nuestro interior, pero no se puede discriminar por la edad de la piel.

Quiero viejos de piel, llenando las plazas, no las farmacias, quiero viejos dando vida a la vida, valorados y respetados,  COMPARTIENDO, sin ser discriminados.


¿QUÉ SE HAN FIGURADO?

¿Quién dijo que  ser humano y valorado pasa por la  edad?.

Triste es ver  gente muy mayor abandonada  en calles,  hospitales, hogares o hasta en sus propias casas  aislados.
Es distinta la soledad escogida que la obligada, que largo se debe hacer el día sin compañía.

A esta vida loca ...
estamos TODOS invitados.
mar

11 comentarios:

Fibo Fibo dijo...

No hagamos con los demás, lo que no queremos que hagan con nosotros.

Un besote preciosa.

andré de ártabro dijo...

Es mejor estar solos que mal acompañados ;pero la soledad es la peor compañía
La vida sí es a veces , muchas veces, muy loca.
Besos.
André

TORO SALVAJE dijo...

Aquí se almacenan a los viejos como si fueran trastos inútiles.

Besos.

Darío dijo...

Somos, sobre todas las cosas, olvidadizos y desagradecidos. Un abrazo.

ReltiH dijo...

MUY REFLEXIVA TU ENTRADA.
UN ABRAZO

Lola dijo...

Cosas que nos llegaran a todos, la edad no perdona, de momento vivir la vida paseando en los parques, en compañía es lo mejor después de una vida de trabajo, hay muchas cosas que hacer. Un beso amiga Mar.

Alís dijo...

Los humanos somos muy inhumanos a veces. Ojalá aprendamos a respetarnos más y mejor.

Un fuerte abrazo

Ariel dijo...

Hola Mar, buenos días,
sin dudas que se debe hacer largo el día,
lo peor debe ser sentirse abandonado y sin una esperanza,
debe ser muy triste =(

Te deseo un bonito fin de semana
un beso y un abrazo

PEPE LASALA dijo...

Así es Mar, hay que abrir los brazos y acoger, no hay que dejar a nadie en soledad. Me ha gustado mucho tu exposición. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

icue dijo...

Es momento de ser generosos, de olvidarnos de nosotros mismos, fuera de nuestras murallas hace falta mucha ayuda, vamos a prestarla sin esperar nada a cambio.
Con todo afecto

Nómada planetario dijo...

La última vez que visité una residencia de ancianos, por motivos de un trabajo para la facultad, terminé con na depresión de caballo. Aquello es un desguace para los humanos.
Mejor la vida en compañía, en la calle.
Besos.