La condena del Vaticano al sacerdote chileno Fernando Karadima por abusos sexuales contra menores con violencia....es la siguiente: prohibición perpetua del ejercicio del sacerdocio y le ordenó el retiro a "una vida de oración y penitencia, en reparación de las víctimas de sus abusos". La condena del Estado de Chile es la siguiente: prohibición perpetua del ejercicio del sacerdocio y le ordenó el retiro a "una vida de oración y penitencia, en reparación de las víctimas de sus abusos". Y mientras me entero voy sintiendo una impotencia tremenda, qué diferencia a Karadima de cualquier pederasta?, ¿Es acaso algo a su favor ser sacerdote?
.La verdad yo creo que todo lo contrario, las penas deberían ser más altas para las personas que ejercen cargos de "respeto" cuando cometen algún tipo de falta.De todo hay en la viña del "Señor" y también en las viñas de muchos señores más, como en todos los ámbitos.¿Las leyes se hacen para respetarlas? nunca lo he tenido muy claro, entre $ las coimas, entre esperar a tener una edad avanzada para que la condena sea menos severa, etc, etc, etc, son innumerables los casos de impunidad.
PD
Se nos debe JUZGAR a todos por igual, civiles, uniformados, religiosos, etc.
Justicia divina... si quieren en el cielo ...pero en la tierra... justicia para todos por igual!!!
"Una vida de oración y penitencia, en reparación de las víctimas de sus abusos"....un "all inclusive", eso no es un castigo...eso es un regalo, sobre todo para quien ha causado tanto daño.
mar