Y se vistió de rojo sangre mi cuerpo, mi alma y mi corazón...
y lloré... por dentro y por fuera, lloré...lloré...lloré...
Ayer y hoy...la traición...un gran dolor.





mar

6 comentarios:

jose maria dijo...

Hola Mar, me gustaría que te pasaras por mi blog, te necesito para algo... me dijiste una vez que eras mi amiga, pues pasa entra y lee y ya me contarás...

PAZ Y AMOR para todos, pero sobre todo para ELLOS...

TORO SALVAJE dijo...

La traición duele infinito. Cuando nos falla alguien en quien confíamos nos quedamos desolados, es terrible.

Yo a veces prefiero aislarme de todo y de todos por eso Mar, para no llevarme decepciones dolorosas.

Besos.

§♫*€lisa*♫§ dijo...

estoy contigo...la traición es lo peor
pero la peor de ellas es la que se hace uno así mismo.

muakis de lux

salvadorpliego dijo...

La traición genera lágrimas desde el corazón. Un placer leerte. Te felicito.

Gittana dijo...

Preciosa!!!! No me gusta sentirte tan triste!!!!

Te quiero!!! Te quiero hermosa criatura!!!

MAR dijo...

José María:
Voy, y claro que tienes mi amistad…esto es un suceso real.
Un abrazo para ti y para todos.
mar